UPyD

Treinta y un minutos con Rosa Díez

Son las 16:55 de la tarde en pleno centro de Madrid. Me dirijo a cumplir con puntualidad otro de mis Encuentros con personajes singulares e interesantes de la cultura española. A pesar de que la altura de los edificios proporciona sombra a lo largo de toda la calle Cedaceros, el calor del mes de julio de Madrid no da tregua ni en los rincones más oscuros.

UPyD

En la segunda planta del número 11 tocamos a la puerta de la nueva sede de UPyD: unas oficinas con decoración austera, minimalista. Salta a la vista que estamos en el núcleo de un partido joven, nuevo en el panorama político. He conseguido colarme en la agenda de un político con el que vamos a compartir 31 minutos de reloj.

Una vez dentro, me reciben con sencillez y cercanía, y me invitan a esperar 5 minutos hasta que el secretario me da paso hasta lo más profundo del partido: el despacho de Rosa Díez.

Al conocer de primera mano a la señora Díez tengo la sensación de estar frente a una mujer cálida, cordial y directa: es como la madre de un amigo. Lo más inconfundible es su discurso, conducido por un timbre de voz radiante, atractivo, que envuelve la conversación en un aura de conocimiento agudo de la administración y la vida pública. Solo disponemos de 31 minutos pero ella se centra en la entrevista y me hace sentir como si no hubiese nada más que mis preguntas y sus respuestas: centra toda su atención en nuestro encuentro.

Rosa María Díez González. 27 mayo de 1952:

Usted parece que ha sido más fiel a sí misma que al partido socialista.

Sin tiempo para realizar la pregunta, Rosa Díez toma la palabra y contesta:

Fiel a las ideas. Realmente uno es fiel a las cosas que cree y trabaja defendiendo esas ideas y esos valores, entonces si eso es ser fiel a sí mismo pues sí, soy fiel a mí misma.

Señora Díez, la pregunta que quería realizarle es si podría definirme lealtad.

Lealtad es realmente no traicionarte, nada en lo que creas. No traicionarte a ti o a alguien con quien tengas una gran relación o compromiso. Es contraria a la traición. Una persona leal es alguien transparente, que no traiciona, que va con la verdad por delante,  y eso se aplica a la familia, a los amigos, a las ideas y a los proyectos vitales.

Quien siga las sesiones parlamentarias puede ver que sus intervenciones son de enorme franqueza ¿Es la sinceridad un defecto?

No. La sinceridad es una virtud y además es una forma de respetar a los demás a parte de a uno mismo. Todas las personas, pero las personas públicas más, debemos demostrar que respetamos a la gente y el respeto se muestra cuando no dices mentiras. Si representas a ciudadanos y quieres representar a más ciudadanos tiene que ser en base a que la gente sepa que lo que dices sea lo que tú crees, la verdad. La gente agradece que un político sea entendible, y si eso es de agradecer cuando uno se dedica a la política, significa que algo estamos haciendo muy mal. Debe ser el gran objetivo de un político. Al igual que ahora que estoy hablando contigo aquí.

¿Qué papel le corresponde hoy día al socialismo?

¿Al socialismo? No se, como siempre. Como a la socialdemocracia o a la democracia cristiana o como a cualquier ideología: defender las cosas que creen que son mejor para los ciudadanos. No hay papeles históricos. Soy agnóstica y no creo en los designios divinos. El socialismo es algo muy abstracto, por lo tanto los proyectos ideológicos, las personas, tienen tareas en la vida. El socialismo no es lo mismo que el partido socialista porque ¿qué es el socialismo? ¿Cháves? ¿Castro? No se… ¿Strauss-Khan? ¿Zapatero?… ¿El socialismo de hoy es el mismo que el del siglo XVII? A cualquier ideología política le corresponde defender con transparencia, pasión y argumentos aquello que considere que es mejor para el modelo de sociedad que creen que hay que construir.

Usted se declara heredera de los primeros liberales del siglo XIX ¿es posible ser liberal y de izquierdas como usted presume?

La Europa de las libertades, con todos sus defectos, y el estado del bienestar la han construido los liberales en sentido político del término, los liberales británicos, los norteamericanos, los españoles de las cortes de Cádiz y la socialdemcoracia. Dos corrientes ideológicas: el liberalismo, más preocupado por la libertad individual; la socialdemocracia, más preocupada por la igualdad. Esas dos corrientes: la libertad y la igualdad, importantes, han construido la democracia moderna y construyen las democracias modernas. En el siglo XXI esas dos corrientes tienen que volver a cruzarse. Igualdad sin libertad es el comunismo en el sentido negativo del término y la libertad sin igualdades es otra cosa que tampoco vale.

¿Son inevitables los abusos en los puestos de poder? ¿por qué los partidos no realizan más esfuerzos por apartar a los “abusadores”?

No son inevitables. Porque la sociedad nos lo perdona. La sociedad tiene un papel de control sobre los partidos políticos. Los imputados en las listas: los partidos políticos no los quieren quitar, a excepción del nuestro que por estatutos no podemos

ponerlo. La ley lo permite, pero ¿y los partidos?. Eso no es prejuzgar la culpabilidad, sino que si vas a representar a los ciudadanos defiéndete desde fuera. Si a los ciudadanos les parece mal que lleven imputados pues que no les voten. Si no los quitan los partidos pues que los quiten los ciudadanos. Los partidos sin los ciudadanos no somos nada. Los ciudadanos tienen responsabilidades que no cumplen tampoco. ¿Por qué votan? Si los partidos viesen que por llevar imputados pierden votos pues pondrían remedio.

¿Es medible la abstención por esa causa concreta?

UPyDNo, la abstención es homogénea. Desgraciadamente no afecta. Ojala algún día afecte.

Ahora se ha puesto de moda que los políticos dejen sus partidos para ocupar puestos de consejeros en empresas ¿no sería más provechoso para la ciudadanía que fuese a la inversa?

Si, yo creo que la política requiere de personas que incorporen valor añadido, conocimiento. Que hayan vivido. Que hayan hecho algo en su vida antes de dedicarse a la vida pública. Los partidos hemos hecho mucho daño a los jóvenes. Al principio no quedaba otro remedio: cuando yo empecé a dedicarme a la política yo tenía 25 años pero había que hacer las listas democráticas, todos los que estábamos teníamos que estar en las listas, había que coger de donde había. Las cosas ya son distintas y eso se siguió fomentando. En los partidos muchas veces llegan chavales jóvenes como tú, que no han tenido ninguna posibilidad de ejercer su profesión porque acaban de terminar sus estudios o no los han acabado, y sin haber tenido experiencia vital, de repente son concejales, diputados… tienen quinientas mil pesetas de sueldo… llegan por cooptación, no por desmarcarse como capaces. Si al cabo de cuatro años te quieren quitar te hacen una faena porque mientras tanto te has casado, tienes hipoteca, tienes niños… y no tienes donde volver porque no has tenido ninguna posibilidad de desarrollar tu formación.

Esto convierte en muchos casos a muchos políticos en profesionales de la política, que no saben hacer otra cosa, no en políticos profesionales, que es importante tenerlos. Eso ni enriquece a la actividad política y la le haces una putada a los que designas para los puestos.

La política es una actividad muy depreciada para gente que tiene una vida propia y una profesión y que no necesita dedicarse a  la política para ganarse la vida, no es muy atractiva la actividad esta. Puede llegar un momento en que empobrezca. Es necesario atraer gente que no necesite nada de la política y venga a ofrecerse.

El caso de Álvaro Pombo ¿por qué se afilia a un partido político si nunca lo ha hecho? Pombo no necesita nada, viene a dar, a ofrecerse. Es un lujo para la política que se ofrezcan personas como Álvaro Pombo o Fernando Savater. Conseguir que gente que tiene su vida resuelta de el paso hacia la vida política es importante para la regeneración.

Usted dice en su libro que sintió vértigo al entrar en el Gobierno vasco en 1991 ¿sintió la misma sensación antes de fundar UPyD?

No, distinta. Yo era portavoz del PSOE, parlamentaria autonómica, estaba cómoda, no representaba ningún reto. Lo otro era un reto, no sabía si iba a saber realizar la actividad de la cartera económica, necesité rodearme de gente muy competente en materia económica y demostrar el liderazgo diariamente.

Lo del partido es un vértigo en el sentido de que nunca lo has hecho, es fundar una cosa nueva, es otra cosa. Te arriesgas a todo. Si fracasas, fracasas tú, no haces fracasar a nadie. Dejé el parlamento europeo, me tiré seis meses sin empleo y sin cobrar el paro, sin saber si íbamos a entrar en el Congreso. Es como fundar un sueño. Arriesgamos a ganar, perder era no hacerlo. Si arriesgas a ganar no pierdes nunca.

Rosa Díez es vasca y no habla euskera ¿no le da vergüenza?

No, porque el 70% de los vascos no hablan euskera. Pertenezco a la mayoría. Teniendo mi edad, 59 años, aprendías euskera dependiendo de la zona de Euskadi en la que viveras. En la zona de Vizcaya donde yo nací no se hablaba, no es que se dejase de hablar con Franco, sino que jamás se habló. Como en la mayor parte de Euskadi. A pesar de la inmersión, de la inversión, y de todo, el 30% reconoce que hablan euskera, aunque creo que son menos. La gente que no lo habla es que no lo estudió y tampoco lo necesita para vivir aunque lo haya aprendido. Es el problema de los idiomas minoritarios que nunca podrán sustituir al idioma más rico. El idioma es para entendernos y nunca podrá sustituir a un idioma que lo hablan 400 millones de personas en todo el mundo.

El idioma rico es el castellano, el fundamentalismo termina arruinando, empobreciendo a la sociedad en su conjunto y haciéndola menos competitiva. La sanidad pública vasca  era la mejor de España durante muchos años. Empezaron a puntuar más el conocimiento del idioma, 20 puntos, y el doctorado en el mejor hospital del mundo con la especialización o cátedra de cualquier sitio  del mundo, máximo 6 puntos. ¿Qué ocurrió? Si tú eres el mejor, pues no te presentas. Se quedaron 17 especialidades vacantes y que los que entraban eran siempre los más mediocres ¿quién lo paga? los ciudadanos ¿particularmente? Los que tiene menos recursos, los que pueden se van a la privada.UPyD

Lo mejor y lo peor de su juventud; Lo mejor y lo peor de su vida actual

Todo fue bueno. Tuve una juventud que recuerdo que fue estupenda.

Yo soy un espíritu muy positivo. Lo peor o archivo. Aunque realmente lo peor de mi vida de joven y de mayor, lo peor, son los funerales por personas asesinadas por ETA. Funerales de personas que conozco y cuyos números tuve que borrar de mi agenda y funerales de chicos jóvenes que no conocía, guardias civiles, policías nacionales… esos son los peores momentos de mi vida.

Al igual que como usted dice, que el PSOE no fue igual después de Felipe González, ¿Sobrevivirá UPyD a Rosa Díez?

No estamos en eso todavía. No se, es un partido recién nacido. Es como si le pregunto a mi nieto recién nacido ¿y tú que vas a ser de mayor? Y tiene veinte días. Tiempo al tiempo. Este es un proyecto político que tiene tiempo de caducidad, pero pueden ser cien años. Decidimos poner en marcha un partido político progresista, laico, trasversal, porque pensamos que en España hacía falta un partido que defendiera el Estado, entendiendo que defender el Estado es defender la libertad y la igualdad de todos los españoles, al margen de la parte de España en la que vivan, y ni el PSOE ni el PP eran ya partidos nacionales en ese sentido. Pensamos que hacía falta eso para tomar la alternativa a estos dos o por lo menos para cogerles de la solapa y obligarles a comportarse. No tenemos vocación de cumplir el centenario.

Entendemos que el partido político es un instrumento y que mientras sea necesario existiremos, cuando no lo seamos porque haya otro más útil, dejaremos de existir. Entiendo que eso será después de que yo haya muerto. Por lo tanto, el partido durará más que yo. Si durara menos sería porque no hacemos falta. El partido es mucho más que Rosa Díez, no me tiene que sobrevivir porque ya vive.

Fdo: Esteban Martín.

Twitter: @emartinp

Anuncios

¿Algún pensamiento al respecto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s