Euroexcepticismo

A. Moreno Juste: “Europa parece estar más presente en la vida práctica de los europeos que en su vida afectiva”

EuroexcepticismoHace ya años que las palabras Europa, Euro, Bruselas y Eurozona se colaron en nuestro vocabulario diario con toda naturalidad. España es el problema, Europa la solución, pensaba Ortega y Gasset. Hoy hay muchos que no estarían nada de acuerdo con el filósofo español. El sueño europeo pareció coger características de pesadilla al comenzar la crisis económica y su utilidad y funcionamiento se cuestionan a diario en los medios más críticos y euroescépticos. El pasado día seis de marzo la Unión Europea emitió un video promocional que tuvo rápidamente un efecto contrario al pretendido: la polémica que le acompañó obligó rápidamente a su retirada. En un mundo global cada vez más competitivo económicamente y dividido por grandes regiones geográficas, personalmente no veo vuelta atrás al proyecto de unificación europeo ¿se imagina alguien a España o Austria, compitiendo en solitario contra China o Brasil? Esto no significa que no debamos ser críticos. Para hablar sobre Europa he contactado con un profesor de historia Europea especializado en temas como Europa en la Transición Española. Combina un carácter europeísta con aires de desencanto por como están llevando el proyecto los políticos actuales. Hijo de una Socialdemocracia ya inexistente en Europa, sus palabras dejan entrever una añoranza por una hornada de políticos europeístas como Konrad Adenauer, Jean Monnet, Robert Schuman, Alcide de Gasperi, Paul-Henri Spaak, ,Felipe González, François Mitterrand, Helmut Kohl…

Antonio Moreno Juste, agosto de 1964.

La Unión Europea lanzó hace cuatro semanas un video promocional bajo el lema “Cuantos más seamos más fuertes seremos”. Se ha acusado a la UE de imperialista y de racista. ¿Ha sido una exageración? ¿fue, realmente, un video ofensivo?

No creo que fuese esa la intención, por supuesto. Pero es manifiestamente mejorable la política de comunicación de la Unión Europea

¿Puede caer la Unión Europea en el mismo error que el Imperio Romano que intentó expandirse tanto que se deshizo?

Pienso que no son situaciones comparables. Tal vez la imagen se aproxima más a la idea de “la familia crece, pero se desvanece”. Lo cierto es que el aumento del número de socios en un club suele traducirse en pérdidas de cohesión interna y un menor peso de algunos de los socios.

¿No está la UE queriendo expandirse demasiado rápido sin cohesionar lo suficiente a sus miembros actuales?

En realidad estas haciendo referencia con tu pregunta a uno de los de los debates más clásicos del proceso de integración europea: el dilema profundización vs ampliación. No tiene respuesta sencilla, lo cierto es que la decisión que se ha venido adoptado generalmente es que había que desarrollar ambos procesos al mismo tiempo… Algunas  de las consecuencias que de ello se derivan hoy, parecen evidentes.

Si Kissinger fuese aún hoy el Secretario de Estado norteamericano ¿podría seguir diciendo eso de “si quiero hablar con Europa ¿a quién  llamo?” o lo tiene más fácil hoy entre Merkel y Sarkozy?

Creo lamentablemente que tendría que realizar más llamadas. Dependiendo de los temas habría que contar con Von Rampuy,  Ashton, Draghi…

A pesar de que muchos jóvenes ya nos sentimos cosmopolitas y nos movemos igual de bien en Francia, Bélgica o Alemania, la construcción de una ciudadanía con identidad homogéneamente europea es muy complicado y cada vez más nos identificamos con patrias más chicas: España, Castilla, Toledo, Torrijos. ¿Es necesaria para la construcción europea la construcción de una identidad común? ¿Existe una identidad común?

Desde el punto de vista cultural tal vez, aunque bien es cierto que la identidad cultural actual parece responder más bien a arquetipos occidentales o globales. Sin embargo, lo más notable en relación con la cuestión de la identidad europea es la paradoja a la que su mera consideración da lugar. A pesar de los avances de la dinámica convergente puesta en marcha por la integración y los procesos homogeneizadores presentes en Europa desde la posguerra mundial no se identifican con su Continente. Incluso entre aquellos que llevan una vida realmente transnacional, la identificación primaria sigue siendo nacional. Europa de hecho, parecer estar más presente en la vida práctica de los europeos que en su vida afectiva. Por otro lado, Europa es más fácilmente identificable desde fuera que desde dentro.

La UE es el mayor proyecto cohesionador del siglo XX, sin embargo, su burocracia elefantiásica, su buenhacer democrático la han convertido en el Gran Monstruo de Bruselas, que diría Enzensberger. ¿El proyecto  europeo tiene más cosas positivas o negativas?

Por supuesto de ambas, sin embargo en un balance priman las primeras. A pesar de la crisis actual y de los déficits democráticos a los que ha dado lugar, Europa y la construcción europea han sido un foco de atracción para muchos países que veían en Europa un modelo atractivo, el de la economía social de mercado, el del Estado de bienestar, el de valores como la prosperidad y la modernidad. Pero si, sido como diría Judt, Europa representa “la utopia posible” corre el riesgo de parecer hoy un poco menos factible, incluso para quienes hicieron del europeísmo una segunda piel.

Mientras en España hemos pensado tradicionalmente que a más Europa, más España, en algunos países europeos la ultraderecha arremete contra la UE bajo el lema “antes es mi sayo que el de mi tocayo”.  ¿Tiene vuelta atrás el proyecto europeo?

Desde luego nada es eterno, pero mucho se ha andado para acabar así. Aunque por supuesto hay razones para dudar. Vivimos un estado de excepción permanente en lo económico y casi con seguridad también en lo político, y todo ello alimenta ese mal posmoderno que es el eurodesencanto.

La bibliografía crítica con Europa es inmensa. Uno de los autores más destacados es Hans Magnus Enzensberger. Por si a alguien le interesa ampliar información, su último libro fue un folletín titulado el Gentil Monstruo de Bruselas.

Fdo: Esteban Martín

Twitter: @emartinp

Anuncios

Un comentario en “A. Moreno Juste: “Europa parece estar más presente en la vida práctica de los europeos que en su vida afectiva”

¿Algún pensamiento al respecto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s