F. Bornstein: “los impuestos indirectos son anestesiantes”

Ya me lo había cruzado varias veces. Desde el primer momento su cara levantó el resorte de mi cerebro de “caras conocidas”. Un domingo fui directamente al suplemento económico de El Mundo y aquel retrato que encabezaba un artículo sobre fiscalidad era muy parecido al de mi vecino. La siguiente vez que me lo crucé en el portal no lo dudé y le pregunté si era Félix Bornstein: Sí –respondió rápidamente-. Pensé que era una oportunidad para arrojar luz sobre el horrible mundo de la fiscalidad. Ya dentro de su oscuro despacho, entre la niebla de un par de cajetillas de tabaco fundidas en una calurosa jornada de trabajo en Madrid intenté que Félix me aclarase algunos conceptos básicos y mitos políticos acerca de la fiscalidad en España. En ocasiones el verbo fiscal puede ser engorroso pero creo que el resultado es un buen trabajo divulgativo, aclarador cuanto menos.

Félix Bornstein, abogado y asesor fiscal, escribe en Cuarto Poder y en el suplemento económico de El Mundo.

Me gustaría que nos explicase el mito este que usan los políticos de “que paguen más los que más tienen” ¿Se hace ya o aún es posible que paguen más los que más tienen?

No, no se hace, lo dirán pero no es así por dos razones: en el impuesto sobre la renta hay una parte de la renta que es la base imponible que es la base general. Esa sí que es progresiva, quien más tiene más paga en función de una tarifa que actualmente en la escala de gravamen del Estado con los recargos que hay ahora aprobados en diciembre de 2011 puede llegar al 52% como máximo, con independencia de lo que digan los políticos. Es un impuesto compartido al 50% entre Estado y Comunidad Autónoma y éstas tienen competencias normativas y pueden establecer su propia escala de gravamen. En esta parte lo que resulta gravado son los rendimientos del trabajo. Pero los rendimientos del capital, tanto los instantáneos como los del capital mobiliario como las ganancias de capital (cuando se venden acciones, una casa, o se reembolsan unos fondos de inversión…) todo eso va a la base del ahorro. Esa base del ahorro tiene unos tipos de gravamen que son mucho más bajos. Por la reforma que se hizo del impuesto en diciembre de 2006 el gravamen era entonces del 18%; con la crisis se subió al 19% hasta 6.000 euros de base de ahorro y al 21% por el exceso de esa cantidad; y para 2012 y 2013 hay unos recargos que pueden llegar hasta un máximo del 27%. Pero si los comparas con el 52% verás que está muy lejos. Resumiendo: en lo que se refiere al impuesto sobre la renta es un impuesto dual y que a grandes rasgos sería por un lado rentas de trabajo gravadas en función de esa progresiva escala y, por otro lado, las rentas sobre el ahorro donde la progresividad ahora existe pero muy poquito y a unos tipos mucho más bajos.

En cuanto al patrimonio: es un impuesto que está cedido autonómicamente. Comunidades como Madrid tienen una reducción de la cuota del 100% por lo tanto aunque el Estado lo restableció en septiembre de 2011, si la comunidad decide que no tribute pues no tributan. Aunque el Estado obliga a declarar cuando se supera un valor total de dos millones de euros por contribuyente.

Mucha gente critica que el gravamen sobre el trabajo es mayor que sobre actividades financieras. Esto favorece que la gente se dedique a jugar en bolsa en lugar de trabajar, el que pueda.

Sí, los que tengan dinero. Hay gente que no tiene ninguna capacidad de ahorro. Todo el mundo tiene unos pequeños rendimientos: una cuenta corriente, una cuenta a plazos…

Recientemente hemos pasado la época de hacer la declaración de la renta.

Sí, el día dos de julio terminó.

El IRPF como comúnmente se conoce se supone que es para pagar todo el coste que tiene el Estado y los servicios. Sin embargo, yo nunca he hecho declaración porque tampoco he tenido oportunidad de tener una nómina regular. Viendo todas las noticias publicadas de corrupción, de malversación de fondos… ¿sería posible llevar a la práctica una objeción de conciencia fiscal?

No, ya se ha intentado varias veces.

¿Cómo?

Con la asignación a la Iglesia Católica ha habido gente que se negó a ingresar ese 0,7% de cuota íntegra que va para la Iglesia Católica. Recientemente, ha habido una campaña de científicos que lo que querían, no era específicamente una objeción, era que hubiera una casilla para que se asignara también recaudación a fines de la científicos. Cuando se ingresó en la OTAN hubo un grupo de pacifistas que hicieron una campaña de objeción fiscal para que los impuestos no se dedicaran a financiar las empresas públicas de fabricación de armamento.

Con objeción de conciencia fiscal quiero decir que si es posible oponerse a hacer el IRPF, aunque se paguen los impuestos indirectos como el IVA, que no se paguen impuestos directos ¿sería posible?

Incumplirías la ley.

¿Y si lo hace un conjunto grande de la población?

Si hay un incumplimiento masivo tiene más eficacia para los grupos que pretenden eso pero yo creo que hay que cumplir la ley. Hay un Parlamento que es el que decide a través de la ley de las dotaciones y la ley de presupuestos las partidas de gasto. Y si se quiere combatir la corrupción lo mejor es formar un grupo político, presentarse a las elecciones. A nadie le gusta pagar impuestos y si eso funcionara habría mucha gente que se apuntaría. En la Constitución española existe la iniciativa popular como proceso de elaboración de las leyes pero no cabe en materia fiscal porque hubo un movimiento en Francia en los años cincuenta y sesenta que se llamó poujadismo (de Pierre Poujard) que organizó un movimiento de resistencia de pequeños comerciantes negándose a pagar los impuestos porque decían que sus beneficios eran muy pequeños y sus impuestos muy altos. En aquella época tuvo unas repercusiones sociales tremendas. Este Poujard fue maestro político de Le Pen. Era un grupo parafascista pero como a nadie le gusta pagar impuestos no me parece lícito ni moral hacer campañas de impago de impuestos con el pretexto de que el fin sea muy honorable.

Aunque a los ciudadanos, si preguntamos, la mayoría no están de acuerdo en que se suban impuestos, incluso los expertos en los medios de comunicación hablan del error de subir los impuestos. Si todos coinciden en que no es bueno subir el IVA ¿qué hay detrás de la decisión del gobierno de subir el IVA?abogado y asesor fiscal

El IVA se paga conjuntamente con los precios, y como tienes que consumir, y los sectores más pobres de la población no tienen posibilidad de elegir si quieren consumir o no, porque tienen por lo menos que consumir los productos básicos (pan, leche, …) en ese acto de consumo como ya lleva una parte incorporada que es el impuesto, al Estado le resulta mucho más fácil cobrarla. Los actos de consumo son cotidianos, instantáneos, mientras que muchas declaraciones de impuestos son anuales; luego cualquier reforma de impuestos que esté condicionada por la presentación de una declaración significa que pasa cierto tiempo mientras que los impuestos indirectos son instantáneos. Estos impuestos que se pagan con los precios acaban anestesiando: como normalmente forman parte del precio, en las compras cotidianas muchas veces no hay factura, y al ir añadidos al precio de un producto incluso se va pediendo la memoria de que estamos pagan un impuesto. Sin embargo, cuando alguien paga un impuesto como el IRPF o transmisiones patrimoniales se lo saca del bolsillo y ahí tiene una conciencia mucho mayor.

Lo que argumentan los expertos o los economistas es que si se baja el porcentaje de los impuestos indirectos aumentará el consumo y se recaudará más. Sin embargo se ha hecho lo contrario.

Se ha hecho lo contrario porque el gobierno en estos momentos tiene la vista puesta a muy corto plazo. Es un deudor que tiene que ir tapando huecos constantemente. A sabiendas de que está empeorando el consumo estos impuestos en esta situación límite en la que estamos lo primero que hacen es retraer el consumo, al retraer el consumo afectan a los niveles de empleo, producen más desempleo.

Quiere decir que si subes el IVA, a corto plazo es mejor, sin embargo, a largo plazo es mejor.

Cobrar menos por IVA y cobrar más por renta significa que el sistema fiscal en su conjunto es más justo. También es más eficiente el sistema fiscal porque se reparte mejor la carga de la crisis, y si los tipos del IRPF no son muy elevados y si disminuyeran, y no digamos ya si se eliminara el fraude, resulta que se podría recaudar por parte del Estado mucho más dinero que ahora sin contraer la economía. Los impuestos indirectos siempre son más injustos que los personales, en un momento como el actual, tan recesivo, mucho más; porque mucha gente está destinando casi todo lo que tiene al consumo, otras personas con una situación más desahogada, como tienen un excedente de ahorro la parte de esos ingresos que destinan a consumir proporcionalmente es muy inferior, por lo tanto el mordisco fiscal que se les da por vía indirecta es para esta gente muy pequeño. Mientras que el porcentaje de tributación que significa para una persona con pocos recursos es muy superior.

¿Usted diría que hay una sobreregulación en materia fiscal en España?

Sí, muchísima, insoportable. Las leyes cambian muy deprisa, ya era así en la época de bonanza, ahora se legisla mucho más porque la situación económica es muy mala.

¿Entonces los que dicen que hemos llegado a esta situación por la abusiva desregulación se equivocan?

No, no es erróneo. En el campo fiscal lo que ha habido ha sido una época de reducciones y rebajas fiscales durante mucho tiempo: el impuesto del patrimonio se suprimió en 2008, los tipos de renta llevaban muchos años bajando mientras que el fraude fiscal iba aumentando. En este camino de rebajas lo que había era mucha proliferación legislativa pero el impacto fiscal cada vez era menor. Es decir, puedes reducir impuestos gradualmente y para producir esas rebajas produces muchas leyes.

Al estar en un mercado integrado, cuando un país baja sus impuestos la tendencia de los vecinos es a bajarlos. Dentro de las Comunidades Autónomas, que tienen una grandes competencias en materia de tributación por ejemplo Cataluña, que tenía impuestos más altos que Madrid, ya en la época del tripartito se vio obligada a bajar el impuesto sobre el patrimonio porque tenía miedo de perder residencias fiscales a favor de Madrid. Dentro de esa carrera a la baja, como hay distintos focos emisores normativos hay mucha proliferación, mucha intervención pública a través de leyes pero el resultado final es que cada vez hay más ventajas fiscales, más oferta pública para bajar los impuestos. Esto ha sido así hasta aproximadamente dos años. En 2010 se invirtió la tendencia. Antes se competía a la baja y ahora para reducir el déficit público.

A mi esto de la fiscalidad repartida entre Estado y Comunidades Autónomas me parece un follón. ¿no sería más fácil que el Estado tuviese todas las competencias fiscales o, por el contrario, las autonomías, en lugar de un modelo mixto?

Las autonomías con todas las competencias fiscales no puede ser constitucionalmente, habría que cambiar la ley e iríamos a un modelo confederal. Al principio todas las competencias las tenía el Estado. La materia tributaria es susceptible de cesión a las Comunidades pero ha habido varios regímenes de cesión de impuestos que prevé la ley orgánica del año ’80. Luego hay una ley de cesión que establece los impuestos que pueden gestionar. Con el paso del tiempo ha habido tres o cuatro cesiones, cada vez han sido más grandes, porque no sólo se ceden rendimientos sino también competencias normativas. Entonces esta pregunta es buena porque al final se resiente la unidad de mercado y se producen injusticias de trato: un residente en Madrid se le trata mejor que a un residente en Andalucía. Es mucho más cómodo y para todos los operadores jurídicos que haya una sola fuente de emisión de normas. Cuando ese monopolio lo tenía el Estado era mucho más sencillo, ahora es un caos, no solo intervienen el Estado y las comunidades autónomas sino también los ayuntamientos que según las competencias que les dan las leyes de haciendas locales aunque los impuestos son los mismos pueden manejar orquillas de tipos distintos. Hay demasiada fragmentación tributaria.

Quería preguntarle por otro mito que usan los políticos catalanes y es este por el cual los catalanes pagan las subvenciones de los andaluces y por ello demandan mayor autonomía fiscal.

Para empezar hay un panorama de solidaridad territorial. La fiscalidad y la justicia tributaria no descansa en los territorios, descansa en los individuos. Realmente los territorios no son los elementos de comparación para ver si hay o no diferencias. Habría que ver como impacta todo el sistema fiscal de una manera equitativa y justa sobre los individuos. El nacionalismo catalán tienen la mentalidad como la Liga Norte Italiana: el norte rico que subvenciona a los sureños vagos y absentistas. Pero claro, podríamos contar la historia completa: históricamente, cuando se industrializa Cataluña y el País Vasco tiran de mano de obra extremeña y andaluza, hay un factor trabajo que aportan las demás comunidades. No se puede ser tan miope de mirar lo que me interesa y no lo que no me interesa. La discusión de las balanzas fiscales es un globo sonda para echar la culpa a Madrid y no dar suficientes explicaciones a su propio electorado. Están en quiebra y dicen “si Madrid nos pagara lo que nos debe estaríamos mucho mejor”, pero esa versión no es correcta.

Finalizada la entrevista, de manera improvisada dejamos a un lado la fiscalidad para improvisar un análisis de los medios de comunicación que tanto nos preocupan a los que estamos medio involucrados en ellos (o queremos estarlo). El gratis total no es sostenible, y los artículos de opinión deberían ir dejando más hueco a los análisis de expertos.

Fdo: Esteban Martín

Twitter: @emartinp

Anuncios

¿Algún pensamiento al respecto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s